La Esmeralda

ESM2El comercio de la Esmeralda se remonta al año 4.000 a.c. En un mercado  consagrado a la Venus en Babilonia. Se tomó como símbolo de inmortalidad y fe, y se decía que era beneficiosa para la vista. Las primeras minas fueron las de Cleopatra, más tarde explotadas por los romanos y posteriormente por los árabes hasta el siglo VIII. Plinio fue el primero en identificarla como perteneciente al grupo del Berilio, y aconsejaba fijar la mirada en ella para descansar la vista y relajar el nervio óptico.

La diosa Isis fue representada en todo su esplendor con una serpiente de esmeraldas alrededor de su cabeza. En algunas culturas es la piedra de la victoria espiritual; simboliza el poder mágico del mago, el núcleo de la sabiduría divina, la piedra del filósofo y de los dioses.

Captura de pantalla 2014-11-11 a las 16.32.46En la Edad Media ya se conocía su poder sobre el sistema nervioso pero se empleaba para tratar a las personas poseídas y extraer de ellas la entidad maléfica que pudieran contener. Se utilizaba para rejuvenecer y regenerar y se decía que la Esmeralda  era un campo energético vivo que representaba la inteligencia universal. Equilibraba cuerpo y mente, por ello se decía que prevenía enfermedades y como consecuencia, alargaba la vida. 

Captura de pantalla 2014-11-11 a las 16.32.36Estimulaba la glándula pituitaria potenciando el crecimiento y la regeneración celular. Poseía una acción desintoxicante sobre los riñones, la vesícula biliar y el músculo cardíaco. Además, de la Esmeralda se dice que es la gema que ayuda a agudizar el ingenio, reforzar la memoria y despertar el amor a los estudios. Incrementa las riquezas fruto del trabajo y el buen corazón de quien la lleva.

Existe la creencia de que son las Esmeraldas  quienes eligen a las personas, y éstas jamás las poseen, pues son ellas quienes tienen poder de propiedad.

Signo del Horóscopo asociado a la Esmeralda: Sagitario.

Bodas de Esmeralda: Cincuenta y cinco años.