El Aguamarina

pendientescolganteEl aguamarina es junto con la esmeralda es una de  las dos gemas más importantes del grupo al que ambas pertenecen: El Berilo. El aguamarina es un ciclosilicato de berilo que cristaliza en el sistema hexagonal. Su dureza es de 7,5-8. Su color varía del azul verdoso al azul claro, y este bello color es debido a la presencia del hierro en su red cristalina. Al ser una gema con dicroísmo (propiedad de algunas gemas por las que presentan dos tonalidades según su dirección de observación) puede elegirse el color más conveniente para orientar su tallado en esa dirección. El material en bruto se suele presentar bien cristalizado en barritas hexagonales, hallándose ejemplares de buen tamaño. Los colores más tenues suelen ser cristales  de mayor pureza. Muchas aguamarinas que hay hoy en día en el mercado, han sido tratadas  térmicamente para mejorar su color. Las tallas más frecuentadas por los lapidarios  a la hora de enfrentarse con un bruto  de este bello berilo son: la talla esmeralda, la pera y la oval así como en pequeños tamaños, la talla carre y brillante.

 

Las aguamarinas son gemas que poseen un poder de atracción muy particular. De una parte su luminosidad unida a su suave y limpio tono, facilitan su elección a la hora de usarlas, porque se funden en la piel aportando más luz que color. Para las mujeres de ojos claros, supone un doble atractivo encontrar el tono más parecido de aguamarinas al color de su iris. Para las novias… Algo azul que les acompañe en la tradición de llevarlo el día de su boda.

Debido a su elevado precio, se está comercializando mucho el topacio azul en sustitución de las aguamarinas, ya que es la gema que más se aproxima en color, aunque el brillo y tono más característico de los buenos ejemplares es prácticamente inimitable.

pulsera