Un hombre con Gemelos, todo un Gentleman…

¿Eres un hombre de gemelos? Una de las pocas joyas que ellos se permiten llevar y que junto con los relojes, reinan el joyero masculino. Y es que la diferencia entre una camisa con puño de gemelos, a otra con puño de botones es enorme, pues un detalle de tal delicadeza, puede marcar la diferencia. De una parte, al ser un puño doble, éste adquiere mayor consistencia por llevar el doble de paño.

Joyeria Yanes para hombre

 

Sin duda, un puño bien planchado y doblado es un valor añadido a una camisa de buena firma. Y si además es un buen gemelo el que cierra ese puño el look final es perfecto. De la misma manera, es importante que las mangas no queden ni largas ni cortas, ya que tanto unas como otras arruinarían el mejor de los efectos.

 

 

 

UN TIPO DE GEMELO PARA CADA OCASIÓN.

Dependiendo de la situación o evento al que asistamos debemos elegir un tipo de gemelo u otro. Pero ¿cómo acertar?
Para ocasiones de etiqueta lucen muy elegantes los gemelos con piedras negras o perlas, adornados también con algún diamante. Así como piedras de color preciosas o semipreciosas orladas de diamantes. En estos casos, el toque perfecto lo aporta el complementar el color de la corbata a tono con el de la piedra del gemelo.

botonadura para hombre

Para los estilismos con esmoquin unos gemelos a juego con la botonadura, conforma un detalle súper chic y al mismo tiempo muy masculino.

Para momentos más casual, los gemelos con esmaltes y metales como oro, acero y plata son muy recomendados. Actualmente, hay gemelos con miles de motivos, sumamente coquetos, que despiertan la curiosidad del usuario y que al mismo tiempo se identifican con el gusto y aficiones del portador.
¿Un acierto seguro? Los gemelos de oro con iniciales son un clásico, incluso con escudos heráldicos, deportivos y profesionales.

 

 

EL SISTEMA DE MANIPULACIÓN DEL GEMELO ES MUY IMPORTANTE.

En joyería, podemos encontrar básicamente dos tipos: El gemelo de barreta rígida articulada o el de cadenita y submarino flexible. El primero es más fácil de colocar, debido a que al mantenerse rígida la pieza es fácil de manipular, pero quizás para quienes los usan a diario para trabajar pueden resultar algo incómodos cuando estamos situados sobre una mesa de despacho o nos encontramos escribiendo, debido a la rigidez de la pieza.
Aquellos con cadenita, sin embargo, resultan más incómodos a la hora de introducirlos en los ojales, aunque para trabajar son muy cómodos y apenas notará que los lleva puestos.

gemelos para bodas

 

¿Un detalle muy elegante? Para los amantes de los buenos gemelos, se elaboran preciosos estuches en los cuáles colocar 12 ó 24 pares y sobre cuya tapa se imprimen sus iniciales. Las iniciales de todo un “gentleman “.

Cristina Yanes.