Portaretratos, Relicarios…Joyas, en cuerpo y con alma

Portaretratos, Relicarios, Guardapelos, Pastilleros, Esencieros, Porta cenizas… Colgantes Joya, en cuerpo y con alma

Si una pieza de Joyería, además de bonita y delicada, es capaz de albergar dentro un sentimiento o un recuerdo que queremos llevar siempre con nosotros, se convierte en esa joya que acaba siendo parte de nuestro ritual diario. Fotos de familiares, niños, cónyuges, padres, amigos, mascotas, mechones de cabello, telas, reliquias o recuerdos de un ser querido… Casi todo lo pequeño puede acomodarse dentro de una joya y recogerse en un colgante con cadena al cuello, en un llavero o hasta incluso en un anillo.

Los colgantes más populares son los portaretratos.

Capaces de alojar dos fotos, una en cada tapa, se convierten en una pieza de joyería única e irrepetible para quien la lleva. Para ello, disponen de un marco interior que sirve de protector y evitan que las fotos se salgan, y dando lugar a esa joya tan preciada.

joyas-para-post

La forma más habitual es la oval y las tapas, por la parte exterior suelen llevar una parte lisa central para poder grabar iniciales, nombres, fechas, y grabados o repujados alrededor para que no sufra mucho la superficie. En joyería se hacen en oro y en plata. Los de oro suelen ser más finos y delicados y estar mejor acabados. A veces también llevan detalles de esmaltes e incrustaciones de diamantes y piedras preciosas.

Antiguamente se hacían piezas de joyería exquisitas, que de vez en cuando salen a la venta en subastas o compraventas.

pastillero Yanes joyasActualmente Yanes y Yanes Young realiza portarretratos en oro y en plata porque sigue siendo un artículo que el público busca con empeño y que no encuentra con facilidad. Joyería Yanes continúa a día de hoy ofreciendo esta joya a quienes no buscan nuevos diseños contemporáneos, y por el contrario quieren llevar consigo aquél recuerdo que añoran, recogido en una joya única.

Los guardapelos, que poseen prácticamente el mismo formato que los portafotos, se usaban antiguamente, para encerrar mechones de niños o bebes. Actualmente, este uso es poco frecuente, pero siguen siendo colgantes y joyas que cuando son de bella confección son muy apreciados. Lo mismo ocurre con los relicarios, los cuales eran frecuentados en la antigüedad para conservar tejidos de santos, monjes o paños de carácter religioso.

Un pastillero, aunque sea más un objeto práctico que sentimental, es una pieza muy solicitada para aquellas personas que necesitan llevar medicamentos de emergencia siempre cerca. Es el caso de la tradicional cafinitrina que tantas veces ha aparecido en el momento oportuno para ser el ángel de la guarda no solo de quien la porta, sino de quien menos lo esperaba. En estos casos suelen ser colgantes con tapa donde además de grabarse algún dato personal del portador, se detalla su grupo sanguíneo y sus posibles alergias. Una joya práctica, llena de detalles y útil, para muchos imprescindible y que forma parte de la historia de la joyería.

joyeria Yanes joyas originales

 

Los esencieros, también un poco en desuso actualmente, eran preciosos colgantes que contenían en su interior un pequeño recipiente de cristalcon un tapón poco ajustado que facilitaba la salida del aroma. Joyería Yanes ha realizado muchos y muy distintos esencieros, hechos a mano con filigranas de oro, así como mini botellitas decoradas con grecas e incrustaciones de cabujones. En siglos pasados también se hacían anillos porta venenos, los cuales solían ser de grandes volúmenes y cuya parte superior era una tapa camuflada con una piedra que se abría con un ligero movimiento casi imperceptible, para dejar caer el contenido

 

 

Actualmente también hay quien busca porta cenizas para llevar las de algún pariente querido. La tapa queda sellada o soldada de forma que no se pueda abrir. Existen porta cenizas joya en forma de colgante, cajita u anillo en oro o en plata que acogen una cantidad mínima, pero suficiente para el consuelo de quien la lleva.
Cualquier joya con cuerpo y alma, es aquella capaz de transmitir sentimientos o mensajes que van inmersos en la pieza misma. Un colgante en forma de libro que contiene páginas de oro o plata, como la joya que os muestro en la siguiente imagen, es una preciosa forma de decir algo con palabras, y por las que el tiempo no pase.

Sin-título-5

Las joyas de Yanes… Son joyas con cuerpo… Y con alma.

Cristina Yanes.