Medidas y tallas

Como si se tratase de prendas de alta costura… Las joyas a medida, lucen mucho mejor.
Es obvio que cada persona necesita una medida especial para que la pieza quede en el sitio adecuado, favorezca y deje de manifiesto toda su belleza y originalidad.

Las sortijas

Hoy en día, las modas admiten el uso de anillos en cualquiera de los cinco dedos, y en ambas manos. De ahí que seamos más permisivos a la hora de elegir el dedo para el anillo que nos gusta.
Para la estética general de las manos se recomienda el uso de sortijas en los siguientes dedos:

  • Meñique: Tipo meñique
  • Anular: Alianzas o sortijas importantes y delicadas
  • Corazón: Grandes, voluminosas, y un poco fashion
  • Índice: Tipo lanzadera
  • Pulgar: Aros planos y sin adornos.

 

 

No obstante, en joyería existe la posibilidad de adaptar la pieza al numero deseado, acortando o ensanchando el diámetro de la misma.

La medida se toma con unos anilleros especiales que en Europa van del número 1 al 33, siendo las medidas más frecuentes de mujer del 12 al 18.
Según la toma de medida americana nos moveríamos entre el num 2 y 15, siendo del 6 al 8,5 las medidas más populares.
Estas medidas corresponderían a los números del 52 al 58 que son los perímetros de las sortijas más comunes .

Hay casos en los que es más recomendable hacer la pieza nueva que ponerla a medida. Esto sucede cuando hay que agrandar o reducir más de tres números, o cuando la pieza contiene piedras delicadas, piedras toda alrededor, piedras con vértices (tipo baguette o carres…) o cuando llevan esmaltes a fuego.

Para conocer la talla adecuada de cada persona, lo ideal es acudir a una joyería donde sin coste alguno, le indicarán la medida, haciendo probar varios anillos del anillero hasta encontrar aquel que ni cueste ponerlo, ni se salga sola.
Para comprobar la medida de una forma doméstica aunque no 100% fiable, pueden utilizarse plantillas como estas que son recortables y dan una idea aproximada de la talla que buscamos. No obstante recomendamos tomar la medida con los medidores homologados tipo palo TATUM.

medidor de sortijas

La medida perfecta NO EXISTE, y eso lo comprobamos cada día, en cada momento y en cada estación del año.

Las variaciones que experimenta el cuerpo humano hacen variar nuestros dedos de la misma manera que el resto de nuestro organismo.
Por otra parte anillos que en invierno se resbalan, pueden oprimir la falange en épocas veraniegas. Así como notamos que al levantarnos nuestras extremidades suelen están un poco más hinchadas, y que a medida que pasa el día pueden deshincharse o variar según desarrollemos nuestras actividades.

Con respecto a la mano más conveniente para usar sortijas, depende de gustos, actividad, comodidad, y naturaleza diestra o zurda de cada persona.

Las pulseras y brazaletes

pulseraLa medida ideal de una pulsera es aquella que no se sale por la muñeca  y se mueve con naturalidad sin quedar ajustada. Aunque como todo, depende un poco del tipo de pieza y del gusto y comodidad del usuario.

Las medidas más frecuentes para mujer, en pulseras tipo cadena son unos 18-19 cm.

Para las esclavas y brazaletes rígidos, la toma de medida es más compleja.

Es conveniente  que  vayan más ajustadas aquellas piezas que presentan una parte más importante que el resto o un motivo central,  ya que esa  parte deberá de ir siempre en la zona de arriba e intentar que no se gire.

De esta manera la pieza sufrirá menos roce y lucirá más bella en todo momento.

Es importante a la hora de comprar una pulsera, tener en cuenta el tipo de cierre que contenga. Por una parte, porque es la pieza que le da seguridad, por otra porque a veces si están mal elegidos rompen la estética de la joya, y en la mayoría de los casos, porque crean dependencia de otras personas para ponerlas y quitarlas.

Pulsera oro brillosLo ideal son los mosquetones para pulseras de eslabones,  lengüeta y bisagra para las piezas más armadas y cierres ocultos invisibles en joyas más importantes.

Actualmente, se admiten en joyería las pulseras con elástico interior (ya sea goma o cable) resultan estéticas, y muy cómodas, sobre todo en personas mayores.

 

Los pendientes

arosLa belleza de un pendiente  depende muy considerablemente de la buena o mala posición que presente colocado en la oreja.

Es muy importante que el agujero del lóbulo  quede oculto (salvo en determinados modelos que llevan gancho tipo anzuelo) y la pieza colocada en el lugar para el que ha sido diseñado.

Para ello es vital que lleve un sistema de cierre adecuado.

0710553702_072319705Los pendientes con palillo y cierre de presión, precisan un lugar estratégico para el palillo y un determinado tamaño para la presión.

Si el palillo está colocado muy alto, el pendiente quedará más bajo.

Si por el contrario bajamos el palillo, el pendiente quedará más alto.

Si la presión trasera es muy pequeña el pendiente tendera a cabecear, por ello es muy importante que  el diámetro  de la presión este en consonancia con el tamaño del pendiente.

IMG-20141112-WA0007Los pendientes con sistema omega, son muy cómodos para las personas mayores  porque resultan más fáciles de poner y quitar.

El omega tendrá que tener la presión adecuada para que ni haga daño, ni quede suelto y peligre la seguridad de la pieza. Para que un pendiente de omega no cabecee, es fundamental que el tamaño del omega sea también proporcional a la parte delantera de la pieza.

 

Los collares y gargantillas

Collar 1-1797Collar Flores 297La medida normal de una  gargantilla es de 40 a 45 cm, en personas delgadas. De esta manera la pieza queda colocada al ras del cuello o por debajo de los huesos  de los extremos interiores de la  clavícula.

Para cadenas de medallas y cruces, el largo ideal para chicos es de unos 60 cm.

En collares largos de mujer la medida de 80 cm  es la  ideal,  pues estiliza la figura y pueden darse dos vueltas y así  ser utilizados de las dos formas.

Las medidas de 90 – 100cm., también aportan  estilo y personalidad, pero  están más aconsejadas para mujeres de gran estatura o para collares que se usan normalmente en dos vueltas.

En cadenas y determinadas gargantillas pueden ponerse dos medidas, una estándar y otra que alargue o acorte el total, dejándose el resto (4 ó 5 cm.) cayendo por la espalda.

acortacollaresPara los collares de perlas existen unas piezas llamadas “acorta collares” que como la palabra indica, se colocan entre dos perlas, acortando a  la medida deseada.