Limpieza y conservación de las Joyas

YY2- 562El uso frecuente de las joyas altera su brillo y aspecto, pero su limpieza y conservación es algo fácil y sencillo que puede hacerse cómodamente en casa siguiendo algunos consejos.

El oro, y la plata son metales nobles, que por sus propiedades  físico químicas poseen un brillo natural que con un simple pulido alcanzan un brillo extraordinario.

No obstante ese brillo  puede perderse a causa de su oxidación al estar en contacto con el aire, con el exceso de calor, humedad o determinadas sustancias o productos  que le afecten  superficialmente. Es importante tener en cuenta que la transpiración y el pH corporal afecta también al deterioro de la pieza.

El oro al oxidarse presenta un tono rojizo, y la plata amarillento o negruzco.

Para evitar  su deterioro   es aconsejable  guardar las piezas en lugares secos, alejadas del exceso de luz  natural o artificial (focos, lámparas…) durante mucho tiempo.

Si se exponen al contacto con  sustancias  como el cloro, perfumes, cremas, aceites, alcoholes y maquillajes, deben   de limpiarse regularmente, o bien con gamuzas especializadas  que llevan impregnado un producto químico, o bien  lavarlas en  agua caliente con jabones  neutros, suaves.

YY2- 227Existen también productos líquidos  de limpieza que actúan por inmersión  y que funcionan estupendamente, devolviendo a la joya todo su brillo y belleza.

YANES-418Para su buena conservación y almacenamiento, actualmente se huye de guardar las joyas en sus estuches originales  que ocupan tanto espacio y  sin embargo recomendamos guardarlas  individualmente en bolsitas de cierre hermético transparente. Eso nos permite verlas y controlarlas  una vez que buscamos otras,  así como  también  evitamos  su  roce, el rayado, y la oxidación. Teniendo en cuenta que el espacio que ocupan se reduce considerablemente, conseguimos poderlas custodiar en pequeños espacios más seguros.

Las joyas con piedras preciosas o semipreciosas, resultan muy agradecidas cuando se utilizan métodos de limpieza por inmersión como es el ultrasonido.

Este método lo ponemos a disposición del cliente Yanes sin costo alguno, y en pocos minutos se observa un cambio sorprendente.

0711510502Existen  en el mercado ultrasonidos de uso doméstico que  funcionan muy bien, y se amortizan por sus buenos resultados.

0720313704

El cuidado y conservación de las perlas es muy similar  al del resto de las joyas.

Sin embargo, el hecho de tratarse de materia orgánica influye más aún  en su posible  pérdida de brillo u oriente, al verse sometido a focos de sequedad, calor excesivo o falta de oxigenación…

Collar PerlasPor lo que es aconsejable su uso frecuente y su limpieza posterior para retirar los posibles restos de perfume, lacas o similares.

Para una buena conservación y mantenimiento de las joyas  es recomendable  revisar periódicamente, los engastes que actúan como sujeción de las gemas.

A veces los golpes o enganches debilitan  los engarces poniendo en peligro la sujeción y seguridad de las piedras, por lo que conviene  llevarlas a revisión del joyero de vez en cuando, para evitar  la pérdida  ocasional de alguna gema.

El mantenimiento  de las piezas con perlas ha de hacerse con cierto rigor.

En primer lugar, porque los collares al estar enfilados con hilos de seda o de metal, son muy finos y pueden desgastarse o romperse con facilidad. Por eso de vez en cuando conviene acudir a volverlos a ensartar y así lucir  el hilo  limpio y la pieza como nueva.

Los pendientes con perlas son más delicados de limpiar. Normalmente las perlas van pegadas por lo que el pegamento con la humedad y el calor puede  deshacerse y consecuentemente desprenderse  la perla.

Este hecho es muy frecuente en los aretitos de bebé, que al llevar una cantidad tan mínima de pegue, se despegan irremediablemente con el roce y el baño diario.